Juanfran y Carrasco, como el agua y el aceite

Juanfran, en su último partido con la camiseta del Atleti (Foto: www.atleticodemadrid.com)

Restan apenas dos días para que el Atlético de Madrid retorne a la competición liguera y la actividad rojiblanca se intensifica tras el parón de selecciones. Aparte de las pésimas noticias de la intervención quirúrgica de Diego Costa para corregir la hernia discal cervical que sufre y la recaída de Savic de su última lesión muscular, las últimas horas nos han dejado las declaraciones de Juanfran y Carrasco que recoge el diario Marca, al respecto de su situación personal y su pasado colchonero.

En primer lugar, cabe decir que uno y otro son como el agua y el aceite. El único momento de sus vidas en que coincidieron en algo fue el periodo que compartieron en las filas del Atleti. El resto es pura casualidad. El de Crevillente ha concedido una entrevista a Marca desde Sao Paulo en la que se deshace en elogios hacia el Atlético de Madrid y muestra su confianza en el despegue del equipo de Simeone después de la profunda renovación de la plantilla el pasado verano.

Juanfran lleva el Atleti «en la sangre»

Juanfran es un tipo sincero y agradecido, y lo demuestra en la entrevista, en la que no duda, una vez más, en asegurar que será colchonero toda la vida, pues literalmente manifiesta que lleva el Atleti “en la sangre”, y avanza que sueña con ser director deportivo del conjunto rojiblanco cuando cuelgue las botas, en un proyecto en el que contaría con hombres como Gabi, Raúl García o Godín, alguno de ellos como máximo responsable de la parcela técnica.

Es evidente que al jugador alicantino, el Atlético le ha cambiado la vida, y también que con su rendimiento y su honestidad, ha conseguido ganarse el cariño de la afición, que le considera una leyenda. Nada que ver con el rechazo que provocó su fichaje en enero de 2010 debido a su pasado madridista.

Carrasco, pasado rojiblanco sin pena ni gloria

El afecto que los seguidores rojiblancos sentimos por Juanfran contrasta con la indiferencia que genera Carrasco, quien en declaraciones recogidas por el diario Marca tras uno de los últimos compromisos con la selección de Bélgica, ha mostrado su deseo de retornar a un club europeo tras su periplo de dos años por China.

Yannick asegura que los grandes equipos del viejo continente no se han olvidado de él, en un absurdo alarde de prepotencia y de inmadurez, pues ni en el Atlético se le echa en falta –siendo un gran futbolista, su escaso compromiso y su comportamiento en el vestuario restaba al grupo- ni tampoco ha tenido excesivas ofertas de otras escuadras. Se marchó por dinero, con 24 años, a una liga menor, en el camino inverso al que realizan la mayoría de jugadores. Acostumbrado a una exigencia muy inferior, tengo serias dudas de que sea capaz de adaptarse de nuevo a una gran competición.

Artículos relacionados

Deja un comentario