Y por fin llegó la calma al Metropolitano

Dos meses y medio de competición han tenido que transcurrir para que, entre Liga y Champions, el Metropolitano albergara un encuentro plácido del Atlético de Madrid. Y ya era hora. Un choque sin situaciones infartantes, sin sobresaltos, en el que los de Simeone recuperaron su versión más solvente, siendo un auténtico muro en defensa y aprovechando al máximo las ocasiones que generaron en ataque.

El Athletic de Bilbao no fue, ni mucho menos, un convidado de piedra. Por momentos, sobre todo en la primera parte, pareció dominar el encuentro, pero las dos veces que llegó con peligro sobre la meta de Oblak, el meta esloveno se encargó de neutralizarlo con dos auténticos paradones, el primero de ellos en el minuto 2 de choque. Quién sabe qué hubiera sucedido si ese balón acaba entrando en la portería…

El caso es que ese hecho, que hubiera sido una desgracia, no sucedió y los vizcaínos tuvieron un dominio de los que yo denomino estéril: posesión pero sin profundidad. Mientras, el Atleti, que fue de menos a más en el encuentro, esperaba agazapado su oportunidad. Superado el ecuador del primer acto, Saúl aprovechó una gran jugada de Correa para establecer el 1-0. Primer disparo, primer gol.

En la segunda mitad, más de lo mismo. Control territorial del Athletic y control real del juego por parte del Atleti, que en otra gran acción de Correa, convirtió el 2-0 por mediación de Morata. Segundo disparo, segundo gol. Y ahí se acabó la contienda. Los bilbaínos bajaron los brazos y Atlético incluso pudo aumentar su renta, para gozo de una grada que nada tuvo que ver con la que generó un ambiente enrarecido frente al Leverkusen.

Si en el duelo de Champions se vivió un referéndum injusto hacia Simeone y Koke, el sábado hubo unanimidad en el apoyo a ambas figuras. Ya lo dijo el Cholo en rueda de prensa: ganar es la única solución a todos los males. Males que, por otra parte, no rozan, ni de pasada, al Atleti, situado a un punto del liderato que ostenta el Granada. Esperemos que este martes en Vitoria, las buenas sensaciones del sábado tengan continuidad.

Artículos relacionados

Un comentario sobre «Y por fin llegó la calma al Metropolitano»

  1. Idam Ofer, uno de los principales empresarios del pa s, permitir aliviar la situaci n financiera del club que preside Wanda Metropolitano. La entidad deportiva quiere evitar con la operaci n, que asciende a unos 50 millones de euros, que se ejecuten las garant as del pr stamo otorgado en su d a por

Deja un comentario