Épica para hacer justicia

Arrancó la Champions con un partido de máxima exigencia para el Atlético de Madrid, más propio de una eliminatoria de rondas finales que de la fase de grupos. Casualidades de la vida, el primer rival de la máxima competición continental que visitaba el Metropolitano fue el último que pasó por el feudo colchonero la pasada campaña.

No se dejen llevar por el resultado ni por el hecho de que la Juve se pusiera con 0-2 en el minuto 65. El conjunto de Simeone cuajó un gran encuentro, el mejor del presente curso. En el primer tiempo, solo le faltó profundidad en ataque para haberse ido al descanso con ventaja en el marcador.

En el segundo acto, volvió a mostrar una vulnerabilidad excesiva en defensa, lógica teniendo en cuenta la renovación que ha acometido en la zaga. Dos llegadas de los transalpinos, dos goles.

La reacción de los rojiblancos en los últimos 25 minutos estuvo repleta de orgullo y de fútbol. El Atleti encerró al equipo de Sarri y en dos jugadas ensayadas consiguió salvar un punto muy valioso y hacer justicia a través de la épica, como en el choque ante el Eibar, para mantener intactas sus opciones en la fase de grupos de la Champions.

Artículos relacionados

Deja un comentario