Goles a precio del caviar más caro

Acción de Héctor Herrera durante el partido en Granada (Foto: www.atleticodemadrid.com)

El gol es el bien más preciado en el fútbol. Es lo que más cuesta y lo más difícil de conseguir. A veces, no aparece ni pagando ingentes cantidades de dinero. Es así de caprichoso. En el Atlético de Madrid se ha convertido casi en una misión imposible. Los rojiblancos, que vendieron mucho este verano para poder fichar mucho, continúan sufriendo el mismo problema de las últimas campañas: la falta de gol.

En Granada, los de Simeone merecieron mucha mejor suerte. Al contrario que en partidos precedentes, y pese a que se ha omitido deliberadamente en los panfletos de turno, el Atleti no tiró a la basura la primera parte y se empleó, del minuto 1 al 90, con una actitud intachable, llevando a cabo por fases una presión muy alta que le hizo dueño y señor del juego.

Tal y como expresó el Cholo en rueda de prensa, fue, sin duda, el mejor encuentro del Atlético lejos del Metropolitano y diría que uno de los mejores de la temporada, por no decir el mejor. A los colchoneros solo les faltó ese bien preciado, el gol, que les dio la espalda en las numerosas ocasiones creadas, sobre todo una de Morata en la segunda parte. Es de esas oportunidades que, cuando se fallan, lo acabas pagando muy caro.

La defensa rojiblanca aún está en ‘pañales’

Y eso ocurrió en el Nuevo Los Cármenes. El Atlético, que defiende bien pero aún no al nivel de campañas anteriores –la renovación de la plantilla aún requiere de cierta adaptación, sobre todo en la zaga-, encajó el tanto del empate en la única acción de peligro del equipo de Diego Martínez en todo el choque.

Otros dos puntos a domicilio que se escapan sobre todo por la falta de gol, pero también por un arbitraje esperpéntico, con actuación estelar del VAR, que ni siquiera propuso al colegiado que revisara sendos posibles penaltis a Correa y el canterano Darío Poveda. El primero tiene un pase que se pueda omitir; el segundo, que fue clarísimo, es inaceptable. El arbitraje en España, tras la llegada de la tecnología, se ha convertido en una estafa, en el timo de la estampita, por acciones como las señaladas. El problema es que no es la primera vez que el Atlético las sufre en el presente ejercicio.

En definitiva, buen partido del conjunto de Simeone, que, al menos para quien suscribe estas líneas, transmite síntomas de mejoría y cierto optimismo de cara a los trascendentales duelos de esta semana, el martes ante la Juventus en Champions y el domingo frente al Barcelona en Liga.

Artículos relacionados

Un comentario sobre «Goles a precio del caviar más caro»

  1. […] derrota del Atlético de Madrid en Turín confirmó lo que ya advertimos hace unos días en este blog tras el duelo en Granada: los rojiblancos han experimentado una notable mejoría en su juego que no se traduce en […]

Deja un comentario